Los cactus no son tristes plantas como se ve en ciertas películas del oeste que se desarrollan en el desierto, los cactus son hermosas plantas que tienen una gran variedad y belleza, son una excelente opción para tener incluso en casa y que más, que necesitan de un regado menos frecuente que otras plantas. ¿Quieres saber cómo tener unos cactus preciosos?, continúa leyendo este artículo.

Los cactus tuvieron un gran proceso evolutivo que consistía en sobrevivir sin humedad, fueron perdiendo sus hojas, por lo cual el trabajo de la fotosíntesis  le fue correspondiendo a los tallos mientras acumulaban agua en todos sus tejidos, cuentan con unas areolas que son el reemplazo de las yemas, las cuales son las que se encargan de generar los pelos, las espinas, los vástagos nuevos y las flores.

Los cactus, al contrario de otras plantas, realizan un intercambio de gases en las horas de la noche, en este tiempo se encargan de consumir CO2, esto se debe porque viven en zonas de altas temperaturas.
Cómo tener unos cactus preciosos

¿Que necesitas para tener unos cactus preciosos?

  • Abono para cactus
  • Matera (maceta)
  • Sustrato

Instrucciones para tener unos cactus preciosos

  1. Debes buscar un buen abono para cactus, el cual debe tener muy buena porción de potasio, esto hará que retenga de mejor manera el agua; en un vivero o jardinería te pueden asesorar. El momento ideal para que lo abones es cuando el cactus se encuentre en su periodo activo, no lo hagas cuando esté finalizando el otoño y muchos menos en el invierno.
  2. Es vital un buen sustrato que no tenga más del 50% en arena; si bien los cactus no hay que regarlos con frecuencia, tienen otras necesidades, entre las que se encuentra poder remover su tierra a menudo.
  3. Tómate el tiempo para encontrar una matera (maceta); siempre habrá una maceta más adecuada para cada planta, también consigue un diseño que te guste.
  4. Debes tener mucho cuidado cuando haya heladas, el frío es su principal enemigo, así entonces cuando estés en verano ponlos en el sol, pero en invierno debes protegerlos, éntralos a la casa sobre todo en las horas de la noche.
  5. Cuando riegues el cactus debes hacerlo sobre la tierra y no sobre la planta, hazlo cuando veas que la tierra ya está seca, regarlo en exceso podría dañarlos y provocar incluso su muerte. Es importante, aunque el cactus necesite menos regado y aguante la sequía, que no te olvides de él, pues igual necesita del agua para poder sobrevivir; cuando lo riegues fíjate que la tierra quede húmeda pero sin encharcarse, mira que no quede abundante agua.
  6. Es importante que el sustrato esté bien drenado, pues si no, pueden aparecer hongos e incluso hacer que la planta se muera.
  7. El riego de la planta dependerá de muchas cosas, por eso es importante que tú revises su tierra antes de echarle agua, porque todo dependerá de si está en una matera (maceta), el material de la misma, la época del año, el sustrato que tenga, si está en el interior o en el exterior. Así entonces, en modo de ejemplo, si estás en una zona seca y cálida y tienes un cactus sembrado en una maceta en material de barro y está orientado hacia al sur, tendrás que regarlo más veces que si tienes uno sembrado directamente en la tierra en un lugar que le dé algo de sombra y la zona es algo lluviosa o templada.
  8. En verano se pueden regar aproximadamente cada 10 días; cuando llegan la primavera y el otoño pueden pasar más días sin riego y en el invierno seguramente no hará falta que los riegues, claro que si están dentro de la casa y posees calefacción, tienes que tener cuidado de que el sustrato no se te seque.
  9. Debes fumigarlos con algún fungicida dos veces al año, así evitarás que les dé hongos.
  10. A la mayoría de las especies de cactus que son del desierto les gusta más vivir expuestos al sol, pero algunos, como por ejemplo los epifitos prefieren vivir en la semisombra, pero a su vez que les entre bastante luz.
  11. Si acabas de trasplantar un cactus, es importante que lo pongas en una zona sombreada durante unos días, le ayudará bastante con su periodo de adaptación.
  12. Si vas a poner un cactus dentro de tu casa debes saber que ellos necesitan de la luz, así que ponlos cerca a las ventanas o si es el caso consigue una luz artificial, no hacerlo podría hacer que el cactus empiece a buscar la luz y se desmaye ( se tuerza).

Consejos para tener unos cactus preciosos

  • Los cactus son plantas muy fáciles de cuidar, por eso son ideales para aquellas personas que apenas se inician en el mundo de las plantas y sus cuidados, realmente éstos no exigen mucho.
  • El mayor error que cometen muchas personas en el cuidado de cactus es que los riegan en exceso.
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.